martes, 31 de diciembre de 2013

SOCIOLOGÍA Y EDUCACIÓN INCLUSIVA

Educación inclusiva, reto para los sociólogos
La educación inclusiva es definida por la UNESCO  como una estrategia central para abordar las causas y consecuencias de la exclusión; sobre todo, en lo que respecta a pobreza, marginalidad, segregación cultural y social, segmentación territorial y VIH-SIDA, entre otras formas. Con especial atención a los derechos de las minorías, los colectivos migrates, los desplazados por conflictos y las poblaciones autóctonas.

La educación es vista en el terreno de los derechos. No refiriéndose sólo al derecho a asistir a la escuela o a la educación, sino en lo que respecta a sentar las bases para forjar una ciudadanía democrática, para desarrollar un bienestar común o para generar mecanismos que persigan la igualdad de oportunidades para reducir la pobreza.

El concepto de educación inclusiva se inserta en la tradición que ha caracterizado desde hace décadas el trabajo de los sociólogos de la educación, que han hablado de clases sociales, género y diferencias territoriales y de hábitat como aspectos que convierten a la escuela en un agente de estratificación, reproducción y exclusión social. Al mismo tiempo, insertar la educación en el contexto de los derechos sociales y de la construcción de ciudadanía supone para los sociólogos una oportunidad de desarrollar prometedores problemas en torno a las cuestiones educativas.


REFERENCIAS
Torres, M. R. (2006) Derecho a la educación es más que el acceso a la escuela. El derecho a la educación en un mundo globalizado. Volumen I (coordinado por L. M. Naya y P. Dávila). Donostia:
Espacio Universitario Erein, pp 43–58.

No hay comentarios:

Publicar un comentario