domingo, 16 de septiembre de 2018

CRECIMIENTO DE LA DESIGUALDAD SOCIAL

En esta oportunidad queremos exponer la tesis fundamental de Thomas Pikketty, la cual es el corazón de la reflexión de su libro El Capitalismo del Siglo XXI.

Plantea que el crecimiento moderno y la difusión de los conocimientos permitieron evitar el apocalipsis marxista, pero no modificaron las estructuras profundas del capital y de las desigualdades, o por lo menos no de manera tan optimista como se imaginó, en la época posterior a la segunda Guerra Mundial.


Pikettty señala: cuando la tasa de rendimiento del capital supera de modo constante la tasa de crecimiento de la producción y del ingreso-lo que sucedía hasta el siglo XIX y amenaza con volverse en la norma en el siglo XXI-, el mecanismo produce mecánicamente desigualdades insostenibles, arbitrarias, que cuestionan de modo radical los valores meritocráticos en los que se fundamentan nuestras sociedades democráticas (2014:42). Es decir, si la tasa de rendimiento del capital se coloca con fuerza por encima de la tasa de crecimiento por un tiempo prolongado (lo cual puede ser más probable cuando hay un bajo crecimiento), entonces existe una alta probabilidad de aumento de la desigualdad en la distribución de la riqueza. Bajo estas circunstancias, los patrimonios heredados dominan por mucho a los patrimonios constituidos a lo largo de una vida de trabajo, cuestionando los pilares de justicia social y movilidad social de las democracias. Esto se observa actualmente con el crecimiento del número de multimillonarios al tiempo que se presenta un empobrecimiento de la sociedad en su conjunto y de la clase media en particular.


Según este investigador, este proceso de desigualdad creciente nada tiene que ver con las imperfecciones del mercado; al contrario, cuanto más perfecto sea el mercado del capital, más probabilidad hay de que aumenten las desigualdades. Por ello propone la creación de instituciones y políticas públicas orientadas a contrarrestar esta tendencia, tales como la creación de un impuesto mundial y progresivo sobre el capital.


Como cabría esperar, la tesis de Piketty ha sido muy discutida, pero uno de los grandes aportes de Piketty es volver a colocar en la reflexión colectiva de la economía el problema de la desigualdad en la distribución de la riqueza, demostrando a través de un trabajo histórico riguroso cómo ésta presenta un crecimiento imparable, con efectos económicos, sociales y ecológicos a nivel global, lo cual abre la necesidad de crear instituciones y políticas públicas de forma global.


BIBLIOGRAFÍA


Piketty, Thomas, 2014, El capitalismo en el siglo XXI. España, Fondo de Cultura Económica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario